Nuestras clases son distendidas y amenas, además de que aprendas a montar a caballo queremos que te diviertas haciéndolo. Las clases que impartimos son individuales y personalizadas, las adaptamos a las aptitudes de cada alumno.

 

¿Quién puede aprender a montar?

Cualquier persona con actitudes físicas aceptables y una edad mínima de 8 años. Las deficiencias físicas y/o psíquicas no son inicialmente un impedimento para la práctica de este deporte

 

¿Qué equipación necesitas?

En el primer contacto puedes venir con un pantalón cómodo y unas deportivas. En el momento que decidas aprender necesitara:

  • Pantalón de montar
  • Camiseta, suéter o jersey cómodo
  • Botas de montar
  • Casco

 

Normas:

  • Las clases se impartirán de martes a domingo, con previa asignación de la hora para cada alumno
  • La duración de las clases serán de 45 minutos y la edad mínima necesaria será de 8 años
  • Las clases se iniciarán a la hora en punto asignada a cada alumno. El tiempo de retraso no se prolongará en la clase impartida. En caso de que haya más de un alumno, se necesitará la autorización del profesor para entrar en pista
  • Las clases serán individuales o en grupos de 3 o 4 alumnos cuando los ejercicios a realizar así lo requieran. Siempre bajo el criterio del profesor
  • La ausencia a clase deberá avisarse como mínimo con un día de antelación. En caso contrarioa, deberá abonarse la clase no disfrutada y no será recuperada

 

Requisitos:

  • Todos nuestros alumnos antes de iniciar cualquiera de las actividades relacionadas con el caballo, tienen la obligación de estar federado. Se puede consultar las condiciones de la Federación Española de Hípica en su página web pinchando aquí
  • Será imprescindible estar al día en el pago de las clases antes de las mismas

 

Excursiones:

  • Durante todo el año se realizaran excursiones y paseos por el campo
  • Una vez que el profesor considere que dispones del nivel adecuado podrás disfrutar de estas actividades 
  • Las excursiones podrán ser de mediodía o de día completo y se complementan con paradas para tomar un refrigerio, tanto los jinetes como los caballos